fenómeno social del voluntariado

Aproximaciones al fenómeno social del voluntariado

Os comparto unas líneas muy interesantes sobre el fenómeno social del voluntariado. Son de Gregorio Rodríguez Cabrero, profesor de la Universidad de Alcalá de Henares. Forman parte de un documento publicado con motivo del 6º Congreso Estatal del Voluntariado. Son del año 2002, pero no por antiguas merecen menor atención:

“(…) existe una interpretación reduccionista que considera el voluntariado como la panacea de la participación social excluyendo o minusvalorando otras formas de participación social. El auge del voluntariado durante la segunda década de los años noventa en España no solo ha velado la realidad de una existencia histórica de largo alcance, al presentarse en parte como un ‘descubrimiento’, sino que ha restado visibilidad social a otras formas de participación social formal e informal. La tendencia a la idealización de la participación social voluntaria, en parte promovida por programas y políticas de marketing empresarial y por las necesidades de las políticas púbicas de control y orientación del auge social del voluntariado, subyace a esta interpretación que, ciertamente, es minoritaria en el análisis teórico de la acción voluntaria. Efectivamente, la idealización de la acción voluntaria supone en cierto modo la regresión de la participación militante o de carácter más netamente político -una cierta negación de la participación política- al mismo tiempo que de la acción voluntaria informal que tanta importancia tiene en la vida cotidiana (por ejemplo la acción vecinal en el cuidado y acompañamiento de personas dependientes). La desmovilización ideológica de la década de los noventa ha potenciado formas más edulcoradas de participación social en las que el compromiso solidario no exige necesariamente entrar en el campo de las consecuencias políticas de un análisis crítico de la realidad social.

La idealización del voluntariado supone en cierto modo la regresión de la participación militante Clic para tuitear

Por otra parte, existe una interpretación instrumental de la acción voluntaria, el reverso de la interpretación anterior, según la cual el voluntariado es la pura expresión de la manifestación solidaria de la sociedad civil, en su proceso de construcción de la sociedad de bienestar, que tiende a sustituir la acción pública organizada y se constituye como fuente de desarrollo organizativo de los servicios sociales públicos y privados. La competencia del sector privado en los servicios sociales y la necesidad de abaratamiento del coste creciente de estos, empujan objetivamente a la reducción de costes laborales, coste principal de los servicios sociales, y es el voluntariado -mano de obra altruista- un medio óptimo para lograr tal fin. (…) el voluntariado no es únicamente un medio o instrumento de las políticas públicas ni simple instrumento de las organizaciones sociovoluntarias para reducir costes pero, lo es en parte como desarrollo no buscado que es consecuencia del nuevo contexto de desarrollo político y económico del Estado de Bienestar que se traduce en su contención real a favor de la llamada sociedad del bienestar.

Ambas visiones, idealista e instrumental de la acción voluntaria, manifestaciones al fin de la misma interpretación de la realidad social, contrastan con la complejidad y ambivalencia del voluntariado fruto de complejas transformaciones sociales acaecidas durante los últimos años (…). Desde una posición teórica más abierta y crítica de la realidad social del voluntariado cabe comprender el voluntariado como un conjunto de prácticas de solidaridad socio-individual que se expresan en diferentes espacios sociales: en actividades organizadas por entidades sociales, en movimientos sociales y en actividades informales, todas las cuales forman parte de un objetivo genérico, no buscado de manera siempre expresa, que consiste en ampliar y reconstruir el espacio cívico o participativo orientándolo a muy diferentes fines que van desde la canalización de la energía asociativa individual a la promoción de la transformación de los valores y pautas de conducta de la sociedad. En este sentido, no podemos hablar de voluntariado sino de voluntariado o espacios sociales del voluntariado como expresión plural de la complejidad de la participación social en la actual fase de reestructuración del Estado de Bienestar y de nuevos desarrollos de la sociedad civil”.

 
 
 

Terminé de escribir este post en Madrid el 16 de mayo de 2018

Sin comentarios

Deja tu comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This