el renacer de los QR

El renacer de los QR (¿también en el sector social?)

Hace ya unos cuantos años estuve en Noruega. Recuerdo que usaban mucho los códigos QR. Los tenían hasta en los bricks de zumo, cosa que me sorprendió mucho entonces. Cuando volví de mis vacaciones les dije a mis compañeros que teníamos que incorporar el QR a todos los materiales. Que en algún momento en España serían tan habituales como en Noruega, y que estaría bien adelantarse al futuro (por aquí empezaban, se usaban algo, pero ni mucho menos en los niveles que vi en el país nórdico).

Predicción fallida. No sé si en Noruega seguirá siendo tan habitual, pero desde luego aquí no triunfaron (con la excepción, quizá, de billetes y entradas electrónicas).

Pero llegó la COVID-19, que lo ha cambiado todo, incluido el que parece un renacer de los QR. Con todo el tema de tocar lo menos posible, han vuelto con fuerza. De hecho, no sé dónde escuché hace no mucho que los lectores de QR eran de las aplicaciones más descargadas en la llamada nueva normalidad. Es especialmente relevante el incremento de uso en el caso de la hostelería y el turismo. Es bastante habitual que ya no haya carta en bares o restaurantes, ahora la ves accediendo con QR. También en normas de hoteles y casas rurales, en oficinas turísticas, etc.

Como decía, lo mío no es la adivinación, pero es probable que el QR haya vuelto para quedarse. En ese caso, en el tercer sector tocará incorporarlo con la mayor celeridad y acierto posibles.

La #COVID19 ha puesto de moda los QR. ¿Cómo los incorporará el tercer sector? Clic para tuitear

Aunque es verdad que hay gente a la que le gusta “tocar” la información, los típicos folletos informativos ya no estaban en su mejor momento. El predominio de lo digital, la preocupación por el impacto medioambiental de papeles y tintas, etc. hacían cuestionarnos este recurso. Las precauciones para evitar contagios quizá sean la puntilla y aceleren el fin de flyers y trípticos. Si ya nadie recoge publicidad en la puerta del Metro como se puede ver estos días, es muy probable que nadie se lleve el papelito de nuestra actividad o evento. Unos QR en nuestra mesa informativa, en la pancarta o el roll-up pueden ser la alternativa más lógica si miramos las tendencias de otros sectores.

Pero hay otros muchos usos a los que se puede incorporar los QR. Por supuesto, en entradas para eventos y formaciones, como ya ocurre desde hace tiempo en el sector cultural. También para tarjetas de visita interactivas (lo de intercambiar el pedacito de cartón quizá no vuelva). Para facilitar el contacto con tu entidad, ya que el QR puede llevar a un formulario, a abrir el gestor de correo electrónico o incluso el teléfono o una aplicación de mensajería instantánea. Los QR también te pueden crear una cita en el calendario, lo que es perfecto para la organización de eventos.

Como todo, un mayor uso de los QR requerirá de cambios. Si vamos a generar a través de ellos más tráfico hasta nuestra web, tendremos que ser más cuidadosos con la adaptación a dispositivos con pantallas más pequeñas, por poner un ejemplo.

Y, por supuesto, la cuestión no es plagar ahora todo de códigos QR. Habrá que ver bien dónde tienen sentido o no y tendremos que vigilar tamaños y posiciones para que sean accesibles. No nos podemos olvidar que no todo el mundo tiene un teléfono con conexión a internet o incluso que hay zonas en las que el acceso a datos móviles no son muy adecuadas. En función de quién sea tu público quizá los QR no tengan sentido o habrá que pensar en planes B.

En unos años revisaré este pequeño post. Quién sabe si esta vez acertaré en mi predicción.

 

 

Terminé de escribir este post en Madrid el 9 de septiembre de 2020

suscripción blog

Etiquetas:
Sin comentarios

Deja tu comentario

Responsable: Jorge Castañeda · Finalidad principal: Envío de mis artículos del blog, novedades, así como el aviso de nuevas actividades de carácter comercial · Legitimación: Consentimiento del interesado · Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal · Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la Política de Privacidad y Aviso Legal 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This