vÍdeo en las ONGD

El vídeo en las ONGD de Madrid

Hace unas semanas estuve en un taller sobre vídeo con personas vinculadas a entidades miembro de la Red de ONGD de Madrid. Como introducción hice un breve recorrido sobre el uso de lo audiovisual entre estas organizaciones. A continuación algunos datos que me parecen interesantes y algunas conclusiones para el darle una vuelta y/o debatir.

El vídeo es importante para las ONGD madrileñas

Como no podía ser de otra manera, en línea con la tendencia general en el mundo de la comunicación, el vídeo es una herramienta habitual en el trabajo de las ONGD madrileñas. En este sentido, podemos ver que:

El 75% de ellas tiene un canal de Youtube.

Más de la mitad de esos canales tienen 10 años o más. Es decir, que el tema no es nuevo, tiene un recorrido considerable.

Se han publicado más de 10.700 vídeos en esos canales.

Todos ellos suman alrededor de 1.400 horas de duración, unos dos meses viendo vídeos sin parar.

Suman más de 29 millones y medio de visualizaciones.

Y tienen más de 49.000 suscriptores.

El 75% de las entidades de @redongdmad tiene un canal de #Youtube Clic para tuitear

 

¿Qué ONGD destacan?

Si hacemos zoom sobre las organizaciones y sus canales, podemos destacar a algunas de ellas:

Los tres canales más antiguos son los de FAD (año 2005), Ayuda en Acción (año 2006) y Oxfam Intermón (año 2007).

El canal con más suscriptores es el de Acción contra el Hambre (7.314 suscriptores). Le siguen Save The Children (5.891 suscriptores) y Manos Unidas (5.085 suscritpores).

Las organizaciones que más vídeos tienen publicados son, por este orden, Oxfam Intermón (984 vídeos), Manos Unidas (719 vídeos) y Acción contra el Hambre (689 vídeos).

Se sitúa. en cabeza en cuanto a visualizaciones Acción contra el Hambre (casi 5,5 millones). Seguida por Save The Children (algo más de 4 millones) y Oxfam Intermón (cerca de los 3,5 millones).

Las entidades con más minutos de vídeo publicados son, por su parte, FAD (10.991 minutos), FUHEM (10.921  minutos) y Manos Unidas (9.880 minutos).

 

¿Qué vídeos han tenido más éxito?

Si miramos los vídeos más populares (uno por organización), nos encontramos a los tres siguientes:

Experimento Comparte – Acción contra el Hambre.

África el grito por la vida – Video de campañas Manos Unidas 1992.

Vetusta Morla y Xoel López a dúo por Save the Children.

 

Algunas conclusiones

De los datos se desprende que existen dos tipos de estrategias en el uso de vídeo entre las entidades de la Red de ONGD de Madrid. Hay organizaciones que prefieren los formatos largos, en algunos casos de horas, en los que se profundiza bastante sobre los temas. Y, por otra parte, hay organizaciones que prefieren los vídeos cortos, que transmiten una o dos ideas y que están más enfocados a despertar el interés que a dar la información completa. No parece que la primera de las opciones sea siempre elegida. La menor disponibilidad de recursos es un factor a tener en cuenta. Es mucho más barato grabar una conferencia de una hora y subirla a Youtube que producir un vídeo, aunque sea de un solo minuto.

Parece que hay bastante obsesión con el posicionamiento de marca a través de los vídeos. Es curioso, en este sentido, que si tomamos los títulos de los 10 vídeos más populares de las entidades de la Red de ONGD de Madrid con canal de Youtube podemos ver que la palabra más repetida es Fundación y que hay numerosos vídeos cuyo título incorpora el nombre de la organización que lo promueve (a veces a costa de que el título sea poco descriptivo del contenido del vídeo). Quizá alguien pueda ver un vídeo y al leer el título decidir ir a la página web de la organización promotora y hacerse socio, pero creo que será en un porcentaje mínimo de los casos. Quién hace el vídeo no me parece lo más relevante cuando se tiene un objetivo de sensibilización y no creo que sea el mejor espacio para la visibilidad institucional en el caso de los vídeos orientados a la captación. Pero…

Sobre los factores de éxito (o no) de los vídeos es difícil sacar conclusiones, aunque mi percepción después de hacer este pequeño estudio es el siguiente:

Los vídeos dirigidos (y adaptados) a públicos objetivo concretos tienen más éxito. Deberíamos dejar eso tan común entre las ONGD de “mi vídeo se dirige a la ciudadanía en general”. Tu hija y tu abuelo no tienen nada que ver y, por tanto, el formato, lenguaje, mensaje,… no pueden ser el mismo.

No parece que haya temas concretos que interesen más o menos. Hay vídeos de mucho éxito (y de poco) de temas variados, sobre proyectos y sobre campañas.

Los vídeos que destacan por la creatividad, la claridad del mensaje, que hablan de los vínculos entre lo local y lo global, enfocados en las soluciones más que en los problemas y que conectan con lo que está pasando en la sociedad -modas, tendencias, intereses, lo que se habla en la calle,…- parece que funcionan mejor.

Aunque está de moda lo de los vídeos cortos, la duración no es condición necesaria para el éxito de un vídeo. Hay varios de larga duración con decenas de miles de visualizaciones.

La calidad del vídeo no asegura el éxito. La estrategia de difusión, qué organización lo promueve, si se inserta o no en una estrategia de comunicación más amplia, etc. son factores que condicional el grado de alcance de los objetivos.

La inversión en la producción no siempre condiciona el éxito de un vídeo. Las ideas son tan o más importantes. Hay videos de producción “cutre” con un impacto muy relevante.

Una persona famosa no es garantía de éxito. Hay vídeos de famosos en varios canales de ONGD con apenas unas decenas de visualizaciones. Ojo con la inversión en tiempo y dinero que esto supone, puede que no sea rentable.

 

Nota sobre los datos utilizados

Los datos sobre los canales de Youtube utilizados se obtuvieron en julio de 2018.

 
 
 

Terminé de escribir este post en Madrid el 28 de noviembre de 2018

Etiquetas:
Sin comentarios

Deja tu comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This