el camino hacia una sociedad ideal

Superando obstáculos en el camino hacia una sociedad ideal (o menos mala)

“Cambio social: de la sociedad actual a una sociedad ideal. Compromiso ciudadano y papel transformador del voluntariado” es el título de la conferencia que me invitaron a dar en el III Encuentro de voluntariado de Ayuda en Acción de hace unos días (gracias Elisa por la invitación). El objetivo era motivar, dar energía, para que las personas que recientemente habían vuelto de un voluntariado internacional siguieran implicadas en el cambio social.

Entre otras cosas, les conté que para mí la más importante contribución que puede tener una experiencia de este tipo es que ninguna persona que la haya vivido volverá a ser indiferente ante la injusticia (o al menos ante parte de ella). Por supuesto, no desaproveché la oportunidad de leerles ese pequeño párrafo de Protozoos insumisos en el que Adela Cortina explica por qué la indiferencia es el principal problema de nuestro mundo: “sólo la indiferencia nos permite convivir con la injusticia que se traduce en hambre, violencia, privación de derechos fundamentales y otras sinrazones. Indiferencia que permite no conmoverse ante el dolor ni enterarse de lo que pasa. Indiferencia, en fin, que actúa como un filtro para percibir (o no percibir) la realidad, que tal vez explique de qué amenazas nos defendemos, y cuáles ni siquiera percibimos como tales”.

Romper con la indiferencia es hacer desaparecer el eslabón que une ignorancia e inacción. Es romper con ese círculo vicioso ignorancia – indiferencia – inacción – ignorancia contra el que luchamos desde el mundo de lo social desde hace tanto tiempo.

Romper con la indiferencia es hacer desaparecer el eslabón que une ignorancia e inacción Clic para tuitear

Una vez roto es el momento de pasar a la acción, de hacer algo (o mucho). Sobre diferentes alternativas para poner nuestro granito de arena al tránsito desde la sociedad actual a una ideal también estuvimos hablando. Pero, claro, ese viaje no es sencillo. Si lo fuera ya habríamos llegado a la meta. Sabemos que se puede, pero también somos conscientes de que las dificultades son muchas. No me alargaré hablando de ellas porque la mayoría son bien conocidas.

De lo que sí me gustaría hablar es de las siete recomendaciones que les dejé para superar algunos, varios o muchos de los obstáculos que nos encontramos (y nos encontraremos) en el camino. Son las siguientes:

1.- Seguir haciendo voluntariado

Porque de esa experiencia pueden adquirirse o reforzarse conocimientos, actitudes y valores asociados a la ciudadanía global: comprender las interrelaciones Norte – Sur; entender el poder y cómo incidir en él; adquirir capacidad de negociación; mejorar capacidades de comunicación y colaboración con otros; fortalecer la capacidad de imaginar; aumentar la capacidad de empatizar con otros; adquirir conciencia crítica o afianzar el compromiso con la justicia social entre otros muchos.

2.- Soñar, pero con realismo

Debemos ser ambiciosos -soñar-, pero también ser realistas y ser conscientes de las dificultades de lo que pretendemos. De esta manera, evitaremos frustraciones.

3.- Celebrar los éxitos, por pequeños que sean

A veces se menosprecian los pequeños cambios. En no pocas ocasiones escuché cómo alguien decía, por ejemplo, que comprar café de comercio justo no solucionaba nada. Que era una gota en el océano, que había que cambiar el sistema. Un mensaje frustrante y paralizante para aquellas personas que cambiaron sus pautas de consumo, por pequeños que fueran esos cambios. Ojalá todo el mundo comprara café de comercio justo. No sería el fin de la pobreza pero sería un avance considerable.

Desde mi punto de vista, la mejor estrategia sería celebrar esas pequeñas victorias porque pueden ser el trampolín para cambios futuros adicionales.

4.- Tratar de ser coherentes dentro de la incoherencia

En un mundo como el actual, con un sistema económico que es capaz de absorber al más convencido, es imposible ser coherente al 100%. Como conté cuando saltó el caso de las coca-colas de Ramón Espinar, con nuestros comportamientos incoherentes no reconocidos servimos en bandeja de plata la crítica a los que no tienen ningún interés en cambiar el mundo, desmotivamos a los que tienen dudas sobre lo que proponemos e incluso enfadamos a los más comprometidos. Un auténtico desastre. Empecemos a reconocer que somos incoherentes y que, aunque tratamos de no serlo, no es nada sencillo.

5.- Olvidar las superioridades morales

Si queremos lograr un auténtico cambio, necesitamos de la participación de muchos, muchísimos  más de los que somos ahora. Si nos dedicamos a lanzar tuits del tipo “Aquí estamos en sábado en el encuentro de mi ONG tal arreglando el mundo, mientras otros se toman copas”, estamos cerrando las puertas -excluyendo- a muchos otros. Transmitimos que somos un grupo de frikies al que muy pocos se querrán acercar. Quizá serían mejor tuits en plan “Estamos arreglando el mundo, vente, y luego nos tomamos unas copas (de ron de comercio justo)”.

6.- No librar “batallas” imposibles de ganar

Tenemos mil frentes que abordar y nuestras fuerzas son limitadas, por lo que gastarlas en una batalla perdida de antemano no es una buena estrategia. Hay que conseguir los cambios más difíciles, por supuesto, pero quizá sea mejor empezar por los más sencillos. Supondrán una buena dosis de motivación para seguir avanzando.

7.- No olvidar que la unión hace la fuerza

Quizá el principal problema para lograr el cambio social no es que no seamos muchos. Probablemente sea más importante que estamos dispersos y no nos conocemos entre nosotros. No es algo fácil de solucionar, pero si lo logramos el cambio será imparable.

 
 
 

Terminé de escribir este post en Madrid el 21 de noviembre de 2017

Etiquetas:
4 Comentarios
  • Inma Bonvehí Baró
    Fecha 13:30h, 22 noviembre Responder

    Gracias Jorge por tus palabras. Fueron una inyección de entusiasmo y de motivación.
    Seguimos!

    • Jorge Castañeda Pastor
      Fecha 22:55h, 22 noviembre Responder

      Gracias Inma por tu comentario. Seguimos avanzando por el camino hacia una sociedad ideal.

  • Paco Carter
    Fecha 11:39h, 25 noviembre Responder

    Gracias Jorge, una jornada estupenda, donde compartir la experiencia y motivarnos en futuros proyectos.

    • Jorge Castañeda Pastor
      Fecha 16:24h, 25 noviembre Responder

      Estoy convencido de que esos futuros proyectos nos harán avanzar en el camino hacia una sociedad ideal. Ánimo

Deja tu comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This