voluntariado se instrumentalice

“El cambio de organizaciones de sociedad civil a organizaciones de prestación de servicios hace que el voluntariado se instrumentalice”

He compartido mesa con Juani en un montón de reuniones en la Coordinadora de ONGD. De la mayoría de ellas recuerdo que coincidíamos bastante tanto en opiniones como en estilo (lo nuestro no es lo de hablar con filtro). Si a eso sumamos su larga experiencia en temas como la gestión y el desarrollo organizativo, las estrategias de cambio social, el fomento de la participación y la ciudadanía activa, está claro que tenía que agitar el vecindario. A continuación os dejo lo que me contó:

Pregunta: Empiezo con lo territorial. Mi experiencia es que, aún perteneciendo a la misma organización, la coordinación entre sedes situadas en diferentes comunidades autónomas no siempre es fácil. Hay que tener un objetivo común pero flexibilidad para adaptar lo que se hace a cada escenario y eso genera tensiones. ¿Cómo lo ves tú?

Respuesta: Estoy de acuerdo en la existencia de esas tensiones, provocadas por las diferencias existentes entre las realidades de las comunidades autónomas, las diferencias entre las prioridades políticas, las financieras, las prioridades ciudadanas, etc. En estas situaciones, nos encontramos con sedes ‘asimétricas’, en el sentido que los escenarios políticos y sociales permiten tener una posición u otra frente a la movilización ciudadana y/o la intervención, así como tener diferentes recursos.

Sin embargo, desde mi experiencia el contar con un objetivo identificado común (defensa y  promoción de los derechos humanos) y que afecta por igual a los diferentes territorios permite desarrollar estrategias de intervención y coordinación que complementen las diferentes realidades.

Pregunta: Pese a que algunas organizaciones tienen una amplia estructura descentralizada, el ámbito rural sigue bastante más al margen de la cooperación y la Educación para el Desarrollo que el urbano. ¿Es posible llegar a los pueblos?

Respuesta: Desde mi experiencia el ámbito rural es el ‘gran olvidado’ de las grandes organizaciones que trabajan por la Educación para la Transformación Social, no tenemos desarrolladas estrategias de acercamiento o intervención en los pueblos. 

Para poder llegar a ellos, deberían desarrollarse programas específicos desde las instituciones o ministerios con dotaciones presupuestarias para trabajar la Educación para la Transformación Social en el ámbito educativo, e incluirlas en los planes de estudio y/o curriculum del profesorado.

Por otro lado, entiendo la Educación para la Transformación Social como un proceso de cambio y de creación de conciencia y ciudadanía crítica, el potenciar las redes y nuevas tecnologías puede ser una opción para llegar a las zonas más rurales.

Creo que encontrar temas comunes entre lo rural y lo global posibilitaría tener una ciudadanía más implicada, por ejemplo, la seguridad alimentaria y el medioambiente, es un eje transversal a lo rural y global que permite un acercamiento en la Educación para la Transformación social.

Pregunta: Y voy ahora con unas cuantas preguntas sobre voluntariado. Hace unos meses, cuando publiqué ¿Es la Educación para el Desarrollo el patito feo de la cooperación?, alguien me decía a través de Twitter que el voluntariado era el feo entre los patitos feos. ¿Tienes esa misma sensación?

Respuesta: El voluntariado es la esencia de la participación y creación de una ciudadanía activa y crítica en las organizaciones, sin embargo, las dotaciones presupuestarias tanto por las financieras como en las organizaciones no gubernamentales es mínima.

@chonyisland: el #voluntariado es la esencia de la participación y creación de una ciudadanía activa Clic para tuitear

El cuidado del voluntariado, su formación, su motivación, su crecimiento como ciudadanía crítica y activa, precisa de recursos que no siempre son prioritarios para las organizaciones e instituciones.

No considero que sea el patito feo, sino que las organizaciones hemos pasado de ser organizaciones civiles, organizaciones críticas, a organizaciones de prestación de servicios, y el cuidado al voluntariado puede ser una prioridad residual frente al servicio o atención prestada a la población destinataria de los proyectos de las organizaciones.

Sin embargo, desde mi experiencia, existen organizaciones de derechos que destinan recursos a un voluntariado como agente de cambio social y activista.

Pregunta: En el ámbito de la cooperación al desarrollo, también en el de la acción social, hay ONG sin voluntariado. ¿Qué se están perdiendo?

Respuesta: Tal y como he expresado en la pregunta anterior, el cambio de organizaciones de sociedad civil a organizaciones de prestación de servicios hace que el voluntariado se instrumentalice, hacia un voluntariado de tarea, un voluntariado que garantice que esa prestación de servicios además de ser eficiente sea más ‘barata’ en el sector.

Se está perdiendo la esencia de la ciudadanía como agente de cambio social, ciudadanía crítica y que cuestione el rol del estado.

Desde mi punto de vista, existen organizaciones como ‘Banco de Alimentos’ que tiene un voluntariado muy implicado en la recogida de alimentos, que está satisfecho con ser un voluntariado que recoge alimentos y garantiza la alimentación de miles de niños y niñas en España, pero ¿realmente es ese el rol de ese voluntariado? ¿no debería cuestionarse que en un país desarrollado con una renta per cápita, con un estado de bienestar, unos servicios sociales tengan a niños y niñas pasando hambre?

Pregunta: Respecto al voluntariado en terreno, hay grandes defensores y grandes detractores. ¿Cuál es tu opinión?

Respuesta: Creo en un voluntariado internacional organizado, formado, y con una mirada crítica en el terreno, que además de participar en los proyectos sea un agente de cambio a su regreso, y que su experiencia y conocimiento participe activamente de las actividades de sensibilización y movilización en España.

El voluntariado debe garantizar el respeto en el terreno, la profesionalidad, y evitar miradas colonialistas y etnocéntricas, para lo cual, la formación previa y la sensibilización es muy importante.

También creo que deberíamos ser capaces de explotar otras vías para la participación de la ciudadanía del primer mundo en los países del sur, como fomentar el turismo solidario u otras maneras de apoyo para el desarrollo de las zonas más desfavorecidas en estos países.

Pregunta: Para terminar, como hago con todos los que se animan a agitar el vecindario, si te pidiera que destacaras una campaña -la campaña con mayúsculas-, ¿cuál sería? ¿Por qué?

Respuesta: Lo cierto es que no encuentro una campaña que realmente ‘agite al vecindario’, estamos en un momento en el que los discursos institucionales y del poder abogan por un racismo, xenofobia y discriminación que imperan en los relatos de la ciudadanía más alejada de las organizaciones sociales.

La respuesta de la ciudadanía en países como EEUU, Brasil, Italia muestran que mensajes populistas y que rozan el fascismo, imperan frente a otro tipo de campañas más sociales, siendo estos mensajes elegidos democráticamente con políticas que promueven esa discriminación.

Ante esta pregunta, la campaña ideal sería la que transmitiese igualdad, solidaridad y sobre todo respeto hacia lo diferente, hacia el más desfavorecido, una campaña que frenase el movimiento que estamos viviendo. ¿Existe una campaña así?

 

Nota:

Agita el vecindario es el título de una serie de entrevistas con personas vinculadas a dinámicas de construcción de ciudadanía y/o tercer sector. El vecindario es la calle, el barrio, la localidad, la región, el país y el mundo. Por tanto hablamos de ciudadanía local y global. Pero también es el tercer sector, en el que conviven muchas de las personas entrevistadas. El objetivo de las entrevistas es encontrar respuestas más allá de lo habitual. Que agiten, que muevan los cimientos de esos vecindarios. Las respuestas tienen carácter personal. No representan necesariamente a las entidades de las que los entrevistados y entrevistadas forman parte.

 

 

Publiqué esta entrevista desde Madrid el 6 de noviembre de 2018

 

Etiquetas:
Sin comentarios

Deja tu comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This